Meditación Vs. Relajación

La meditación Versus la relajación

Aunque ambas técnicas, la meditación y la relajación comparten muchos de sus beneficios para la salud, sus técnicas son diferentes.

Realmente no es necesario que te relajes cuando medites, ni viceversa. La diferencia está marcada en la intención y el objetivo que se tenga a la hora de practicar los ejercicios.

Existen al menos 3 grandes diferencias entre meditación y relajación:

¿Qué se busca con cada técnica?

Si necesitamos disminuir la tensión, ya sea psíquica o anímica, de algo o alguien, buscamos un estado de tranquilidad, reposo y/o descanso físico o mental. Simplemente un estado de calma donde se ejercita el cuerpo, estamos hablando de relajación.

En la meditación, el objetivo es mucho más mental, se tienen en cuenta elementos esenciales como la atención plena, el detenimiento y la concentración.

La mente se mantendrá activa en todo momento. Se realiza en silencio y/o reflexión íntima, el objetivo de esta técnica es ejercitar la mente y no dejarla divagar.

¿Se practica en la misma postura?

La actitud frente a la práctica de cada técnica varía en cuanto a la posición corporal. En la relajación, el cuerpo se mantiene de una manera cómoda para liberar tensiones.

En cambio, en la meditación el cuerpo se mantiene en una posición cómoda y presente, que permita prestar atención ni tan cómodo ni de una manera rígida, puede realizarse sentado, con las piernas cruzadas, tumbado o como se prefiera, siempre sin forzar la postura.

¿Qué beneficios se obtienen?

A nivel neurológico, con la meditación continuada, se producen cambios en tu cuerpo, concretamente en la amígdala, se produce un efecto de entrenamiento y posterior automatización del estado de centración y atención plena que lleva al equilibrio mente-cuerpo-emociones..

En cambio, no se ha demostrado que estos cambios se produzcan, ni con la misma intensidad ni de igual forma en la relajación, al menos a nivel glandular.

Aunque los efectos de bienestar para la salud son beneficiosos en ambos casos.

Mª Aroa Santana Sanz – Doctoralia.es

Por último, podemos concluir que está demostrado que las técnicas de relajación mejoran el humor y además reducen la ansiedad y el estrés. La meditación podría ser de gran utilidad para superar transiciones difíciles.

Deja un comentario