Abrazos, una Explosión de Felicidad

«Todos los estudios indican que los Bebés bien abrazados están menos estresados cuando son adultos”

Abrazar genera una inyección inmediata de hormonas (oxitocina, dopamina, serotonina y endorfinas), lo que ayuda a sentirnos «bien» (tranquilidad, paz, serenidad, bienestar…), a superar los miedos y a prevenir el envejecimiento; además, esta cálida demostración de cariño favorece el desarrollo de la inteligencia emocional en los niños/as.

Expertos autores en abrazoterapia han descubierto que el sencillo acto de abrazar puede disminuir el apetito, combatir el insomnio, reducir la tensión, alienta el altruismo y la autoestima, por tanto, ¿podríamos determinar que acariciar y abrazar le hacen bien al corazón?

Según un estudio de la Universidad de Schole, los expertos en la materia indican que el contacto físico que se obtiene en el abrazo llena de energía tanto al emisor como al receptor del mismo.

Abrazoterapia y sus beneficios

Existen 10 grandes razones científicas por las que podemos decir que un abrazo es beneficioso para el organismo y ayuda a generar felicidad. Vamos a describir uno a uno los beneficios del abrazo.

1. Reduce el estrés

Abrazar y besar hace que se aumenten los niveles de oxitocina en el cuerpo lo que ayuda a disminuir la presión arterial, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas, estrés y ansiedad.

2. Mejora la comunicación

A través del abrazo, transmitimos información en forma de comunicación no verbal, ésta puede ser una forma bastante poderosa para expresar los que sentimos. Entonces el abrazo no solamente causa atracción física, las personas quieren sentirse comprendidas y el abrazo puede ser el vehículo que transmite esa comprensión y empatía.

3. Reduce la frecuencia cardíaca

En el experimento de Chapel Hill, Universidad de Carolina del Norte, los participantes que no tenían contacto con sus parejas, desarrollaron un ritmo acelerado del corazón de 10 latidos por minuto en comparación con los 5 por minuto, entre los que llegaron a abrazar a sus parejas durante el experimento

4. Ayuda a sentirnos bien

La liberación de sustancias como la oxitocina, conocida como la hormona del bienestar y que genera sensación de felicidad y de endorfinas, liberación habitual tras actividad física intensa o cuando se come chocolate, contribuye a la sensación de bienestar.

5. Equilibran el sistema nervioso

La piel contiene una red de pequeños centros de presión, en forma de huevos llamados corpúsculos de Pacini, que detectan el tacto y que están en contacto con el cerebro a través del nervio vago. La respuesta galvánica de la piel de alguien que recibe un abrazo, muestra un cambio en la conducta de la piel. El efecto de la humedad y la electricidad de la piel. El efecto de la humedad y la electricidad de la piel, sugiere un estado más equilibrado en el sistema nervioso parasimpátco.

6. Estrecha lazos afectivos

En el apego emocional, la oxitocina cumple un papel biológico muy importante en la relación entre la madre y el bebé, ya que ésta hormona está íntimamente ligada al parto y la lactancia, hace que la mamá se olvide el dolor insoportable y ame incondicionalmente a su hijo/a, por lo que hace que sea saludable querer estar cerca de alguien.

7. Mejora el sistema inmunitario

Las investigaciones muestran que las hormonas que produce el abrazo son inmuno-reguladoras. Todo esto tiene un significado aún más profundo teniendo en cuenta que los abrazos promueven la respuesta de relajación, que ayuda a cambiar la forma en que tu cuerpo maneja ambas tensiones, las físicas y sociales, incrementando así el sistema inmunológico natural.

8. Aumentan la motivación y la consecución de logros

La dopamina no solamente es la responsable de darnos la sensación de sentirnos bien sino que también es responsable de la motivación. Los abrazos estimulan el cerebro para liberar dopamina, la hormona del placer, por lo que anularán la sensación de falta de entusiasme elevando los niveles de esta hormona.

9. Ayuda a sentirse sexy

El beneficio más importante para el abrazo entre una pareja está en pasar un momento relajante y divertido. Tras la liberación de Dopamina se aumenta el deseo sexual y ha sido comprobado por varios estudios científicos que las relaciones sexuales ayuda a mantener la buena salud física y emocional.

10. Reduce la preocupación

En el estudio sobre los miedos y la autoestima publicado en la Ciencia Journal Psychological se revela que los abrazos y en general el contacto reducen significativamente la preocupación por lo que pueda llegar a pasar, incluída la muerte.

Los estudios encuentran que abrazar, incluso a un objeto inanimado como un cojín o un oso de peluche ayuda a calmar los temores existenciales de las personas.

cojin con brazos

“El tacto interpersonal es un poderoso mecanismo, de tal manera que incluso los objetos que simulan el toque por otra persona pueden ayudar a inculcar en las personas un sentido de significado existencial” (Sander Koole).

Por tanto, los abrazos nos hacen sentir felicidad porque afecta a todo el cuerpo hasta el punto que muchos científicos afirman que es equivalente al efecto de muchos fármacos o sustancias diferentes que operan en el cuerpo de forma simultánea desde el nacimiento.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, concluyó que las personas necesitamos recibir abrazos y caricias desde que nacemos. El contacto físico juega un papel muy importante en el desarrollo de las neuronas y para que estas no mueran, es importante estimularlas desde que empezamos a vivir.

Otro estudio en ratas de la Universidad de Emory, encontró una relación entre el tacto y aliviar el estrés. La investigación concluyó que lo mismo se puede decir de los seres humanos, citando que el desarrollo de los bebés, incluyendo cómo lidian con el estrés cuando son adultos depende de una combinación de naturaleza y crianza. Por tanto, abrazar a un bebé aliviará su estrés, sobre todo en las primeras etapas de la vida.

Podemos concluir que los Abrazos son Súper Poderosos ya que relajan los músculos, incrementan tu confianza, favorecen tu felicidad, te rejuvenecen, liberan la tensión, disminuye la presión arterial y fortalecen tu sistema inmune.

Autora: M. Aroa Santana

Mª Aroa Santana Sanz – Doctoralia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *